fbpx
¿Quién no querría vivir sabiendo que ha tomado la mejor decisión?

La que se siente como un profundo y genuino “Sí, quiero hacer esto”, “Sí quiero estar con esta persona”, “Sí quiero apostar, invertir, etc”
Vivir desde ese lugar tiene garantías que benefician a cualquiera. Quiere decir que lo haces desde el corazón, desde el profundo sentir, hay en ti una certeza de saber que estás caminando tu camino, ese que nadie puede caminar por ti, y si verdaderamente es tu camino solo puedes caminarlo de una forma: con determinación y confianza. 
Cuando sentimos ese SÍ Absoluto, está interrelacionado con esta disposición: vivir el presente pro-activamente, tomar responsabilidad, siendo eso así, indudablemente habrá paz.
Es necesario aclarar, no es paz cuando se busca evitar el dolor, la incomodidad, es más no hay paz si vivo la realidad con CONDICIÓN, que suele tener que ver con el exterior: cuando supere esto, cuando esto cambie, cuando esta persona esté mejor, cuando termine este proyecto, cuando mis hijos crezcan, cuando (esa persona) supere la enfermedad, cuando esté mejor económicamente…

Al contrario, la paz habita en uno mismo cuando vivimos en el presente integrando nuestras limitaciones, y aceptando lo que no hemos superado todavía o quizás nunca superemos –esto lo desarrollaré en el próximo curso de acompañamiento filosófico-.
Empezamos a saborear que todo está bien cuando vivimos el momento presente con paz aún con nuestras limitaciones, e incluso alegría por todo lo que nos queda por aprender. Empieza a establecerse esa confianza básica, confianza en la vida, ese descubrimiento de que en el momento PRESENTE ya está todo lo que necesitamos. Comprendo entonces que el único lugar y espacio para la transformación es el presente.
Entonces, aquí surge la clave de todo 

¿Cómo saber que es un  JODIDO SÍ?

Experiencias muy visuales que nos pueden ayudar a interiorizar y practicar esto es como cuando viene una Ola o la coges con un sí rotundo o si estás en la duda lo más probable es que no la cojas o que te sacuda.

En la Asana, también ocurre, si vas a hacer un pino o un equilibrio la indecisión no perdona. Es un sí, una conexión con la respiración.

También lo puedes ver al levantar peso, o estás presente y con decisión o puedes lastimarte fácilmente.

Ese absoluto sí requiere de una condición imprescindible, no te va a sorprender, es estar presente. Porque sólo en la presencia puede haber un factor de inmediatez.
Qué te susurra tu cuerpo, tu intuición, tu esencia, tus entrañas, tu sabiduría interna, la consciencia cósmica, la inteligencia profunda, Dios, no sé, sinceramente llámalo como Tú quieras, no es importante el nombre; eso que experimentas sólo cabe en el momento preciso que estás viviendo.
El proceso de conocerte, requiere tiempo, práctica, escucha, demanda, respeto por la realidad y la voluntad de buscar la verdad. Una característica muy particular de la Voluntad, es que implica tener la capacidad de retrasar la recompensa, no tener prisa, ansia por querer que sea un Sí cuando quizás es un NO; esto nos lleva a tener que discernir entre eso que creo que quiero y eso que realmente quiero o soy. Y esto, seamos honestas, es JODIDO!! -el discernimiento también lo trabajaremos en el próximo curso-.
Dice Mark Manson, ya sabéis que es un tipo que me cae bien por su capacidad provocadora y al mismo tiempo honesta y cercana, algo así:
La ley de Absoluto Sí o No dice que cuando quieres involucrarte con alguien nuevo, en cualquier dimensión, tienen que inspirarte un inmediato “ESTO ES UN JODIDO SÍ” para que continúes con ello. Esta ley también dice que si quieres implicarte con alguien nuevo, en cualquier dimensión, ESA OTRA PERSONA debe responder también con un “JODER, SÍ!» para que tú continúes con ello. 
Sabiendo que la vida no nos pide ser perfectas y eso conlleva que podré cometer errores porque estoy fuera de tono, porque en ese momento no estoy afinada, o porque en el momento era un Absoluto Sí pero el contexto ha cambiado y ha mutado a un NO, confirma que la luz que necesito la recibo en el presente.
¿Cómo pasamos entonces de la Ignorancia a la luz? de Avidya a Samadhi según los Yoga sutras, o de la ignorancia a recordar quién soy en palabras sócraticas.
De la confusión, del no saber, del no estoy segura a esto es un Absoluto Sí o un Absoluto No.

 

Lo hacemos a través del auto conocimiento, de estar con una misma, de sobre todas las cosas: Desde el momento en el que nuestras decisiones nos dan paz, paz con una misma.

 

Una de los objetivos del Yoga, que me parece fascinante y por eso abogo por esta práctica tanto en su expresión corporal como filosofía sapiencial, es reconocer el sufrimiento en sus diversas manifestaciones y condiciones, y desarrollar las habilidades para vernos (Vidya) y así, supuestamente nos prometen los textos sagrados acabar con ese sufrimiento.

 

Por mi parte, desde mi experiencia, aprender a convivir con ello, es decir sacarlo de la mente y llevarlo al cuerpo para que me de información real, y al SENTIR para comprender, dejarme atravesar, y con ese conocimiento se da en mí una transformación.

Desde la filosofía sapiencial se habla en palabras de Ser ideal, el ser Ilusorio, el personaje que hemos creado Versus el Ser Real, Quién soy verdaderamente, el Ser, o en palabras más yóguicas Purusa o Atman.

 

Con lo que si me habito sin máscaras, de forma desnuda, siempre podré discernir y elegir un JODIDO Sí en mi vida. Porque habitarme desde ahí sólo puede darme PAZ.

 

Mi aprendizaje de este año es:
Las personas auténticas, atractivas (no en el plano físico necesariamente), independientes y con una alta autoestima no tienen tiempo para aquellas personas con las que no sienten emoción de estar y que tampoco están emocionadas de estar con ellas.

Quiero estar con quién quiera estar ABSOLUTA y JODIDAMENTE también conmigo.

 

Para algunas personas quizás esto sea una locura, sin embargo, sólo trabajo con personas que están tan entusiasmadas como yo con mi proyecto o el proyecto que estemos realizando, mis amigxs los que representan AMISTAD son personas en las que hay una relación de admiración y adoración mutua, mi pareja también ha de ser así, es decir, cuando unx no tiene miedo a la Soledad, al fracaso, al dolor, elige mejor en todas las demás dimensiones

 

Te deseo absolutos sí en tu vida.

 

Un sentido e inmenso abrazo lleno de amor, a ti que me estás leyendo.

 

Mi más profundo agradecimiento por leerme cada semana ¿te gustaría que continuase en 2024?
Que sigamos habitándonos con Amor, Entusiasmo y Paz

Con amor.

Nita

X