fbpx

El viaje a Ghana ha sido una Hostia.

 

Hay ciertos vínculos que ni el tiempo, ni la distancia, ni el dolor los rompe.

Me atrevo a decir que son como los vínculos entre padres e hijos, quizás; puedo hablar desde el lugar de que soy hija, aunque no madre.

 

La facilidad para lanzarme espontáneamente a la vida de forma aventurera es algo que he heredado de mi padre, a veces podría parecer o ser impulsivo.

 

¿Qué diferencia hay entre la impulsividad y la espontaneidad?

¿Es relevante distinguir si una acción es impulsiva o espontánea?

¿Por qué la impulsividad tiene tan mala fama?

 

Antes de buscar teorías basadas en la psicología, etimología o filosofía, te comparto esta reflexión propia:

 

La impulsividad nace de un pulso desde dentro, implica movimiento, moverse impulsivamente no tiene porqué acabar en algo desastroso, lo que suele ocurrir es que ese pulso que se alimenta de la intuición, no esté afinado, sino confundido, con lo que movernos por impulsos sin estar afinados conduce al desastre.

 

La definición de la RAE habla de moverse por impulsos y no tener en cuenta las consecuencias y generalmente usamos esta palabra desde esta acepción.

 

En cambio, la teoría de Dickman nos habla sobre la impulsividad superior (IS) que es la tendencia a actuar rápidamente deliberando menos que otros individuos, con habilidades semejantes a las de ellos, ante diversas situaciones.

Se divide en dos clases de impulsividad: la impulsividad funcional (IF) y la impulsividad disfuncional (ID). La funcional (IF) se relaciona con conceptos como el entusiasmo, altos niveles de actividad, audacia, búsqueda de sensaciones y aventuras, toma de riesgos, y con el atrevimiento. Además, cuenta con un procesamiento de la información efectivo, que genera que el individuo tenga una toma de decisiones veloces y adecuadas con consecuencias favorables.  La disfuncional ID se asocia a la despreocupación por las consecuencias que puede ocasionar un acto, y se relaciona con un comportamiento no productivo, atropellado, desordenado e irreflexivo. La IF tiene más relación con la extraversión y los ID con la impulsividad estricta y el psicoticismo.  La impulsividad tiene efectos en la atención: impulsivos funcionales presentan procesamiento de la información más rápido y preciso, impulsivos disfuncionales manifiestan más errores y mayor susceptibilidad a interferencias en el desarrollo de tareas (Extraído de Wikipedia)

 

Esto confirma mi teoría, así que la voy a usar para este contexto hoy, seguro que tiene puntos ciegos, como casi todo, pero nos sirve para no atascarnos en ideas prefijadas y conceptos.

 

Si nos basamos en esa impulsividad funcional, en un tono más poético sería como decía, vivir Afinado. Cuando un instrumento está afinado puede tocar cualquier sinfonía, en cambio cuando no lo está, todo suena mal. Es decir, cuando estamos afinados, en armonía con nuestro sentir profundo, nuestra intuición y criterio, la espontaneidad con la que se vive podría bailar coordinadamente con la impulsividad.

 

Mi viaje a Ghana no fue pensado o valorado pros y contras, sino que fue, como muchas de mis decisiones, desde la impulsiva y espontánea funcionalidad, y cuando una se mueve desde ahí, todo es acertado.

 

Conectando con el inicio de esta carta, como habrás sospechado, mi viaje a Ghana fue motivado por un VÍNCULO (sí, con mayúsculas) muy clave en mi vida. Lo fue desde el momento que conocí a esta persona y más de una década después lo sigue siendo.

Mis viajes no suelen estar motivados por  “visitar un monumento o una ciudad, etc” ni siquiera de ver un paraje espectacular, si soy sincera no suele ser mi motivo de viajar.

 

Sino que suelen ser vínculos o contextos. Vínculos por los que la vida se llena de aún más sentido, vínculos que me proporcionan luz en mi camino de auto conocimiento, vínculos que son hogar de forma puntual o de forma sostenida.

 

En Ghana me reencontré impulsiva y espontáneamente con uno de esos vínculos. Y fue una hostia de realidad porque por primera vez con un corazón desnudo tomaba responsabilidad de mis actos IMPULSIVOS DISFUNCIONALES que cometí en el pasado, errores que por supuesto han afinado mi criterio pero que sin duda hicieron daño colateral en especial a esta persona.

 

Fue un golpe y un abrazo, fue una bofetada y una caricia. Fue un DESPIERTA a esto.

 

Fue estar en casa porque él es casa. Pero en casa hay trapos sucios y ropa bonita, y sacamos a tenderlas todas, y las vimos, acogimos como siempre desde el día en que nos conocimos, hemos hecho.

 

Así que agradezco estas decisiones IMPULSIVAS FUNCIONALES porque afinan el instrumento de mi SER, mi consciencia. 

X